Playa de la Malvarrosa (Valencia) - A los hosteleros no les gusta ver autocaravanas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Las autocaravanas toman la playa de la Malvarrosa.

27/01/2018.- Así titulan desde el periódico digital lasprovincias.es el artículo en el que se hacen eco de la protesta que les ha hecho llegar un sector de los empresarios de hostelería de la zona ante la numerosa presencia de autocaravanas estacionadas en la playa de la Malvarrosa.

Para reforzar su presunta denuncia, hablan de "Tendederos colgados de los arbustos, hamacas desplegadas junto a los vehículos y tuberías de desagüe conectadas a los imbornales del alcantarillado.....", No se aporta prueba o denuncia policial alguna que fundamente ese presunto comportamiento incívico, aunque tampoco sería de extrañar, puesto que en el autocaravanismo, de igual forma que en cualquier faceta del comportamiento humano, siempre aparece algún inadaptado, garbanzo negro que hace que por su culpa, paguen justos por pecadores. A continuación, reproducimos el artículo publicado, donde se despachan a gusto para criminalizar la presencia de autocaravanas en la zona, a pesar de reconocer que en otro lugar, sitio habitual de estacionamiento de muchas autocaravanas que visitan Valencia, están de obras y "quizá" pudiera influir en la "toma de la playa de La Malvarrosa". Asimismo se quejan de que una vez pasado el verano, casi nadie les consume. Desde luego que, con estas quejas y acusaciones generalizadas, esos comerciantes muy poco consumo van a conseguir por parte de los autocaravanistas que pasemos por allí fuera de temporada.

Sobre esta "noticia", desde aquí casi podríamos afirmar que esta presunta denuncia forma parte de una campaña, dirigida a influenciar a la opinión pública en contra de nuestro mundillo y presentar una mala imagen del autocaravanismo en general. Prueba de ello es el artículo publicado en ese mismo medio y firmado por la misma persona (P.Moreno) al día siguiente de la publicación del que aquí citamos y podéis leer PULSANDO AQUÍNada más que comentar. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

(Fuente: lasprovincias.es)

Ni una, ni dos, sino una veintena de autocaravanas aparcadas junto al paseo marítimo de la Malvarrosa , entre el hospital y un instituto. La insólita imagen provoca las quejas de los hosteleros de esta parte de Valencia desde hace tiempo, para reclamar que la Policía Local realice las oportunas inspecciones y acabe con esta situación.

De momento no han logrado nada, indicó ayer uno de los empresarios. Tendederos colgados de los arbustos, hamacas desplegadas junto a los vehículos y tuberías de desagüe conectadas a los imbornales del alcantarillado componen una escena que califican de «poco digna para una zona que quiere ser de calidad y turística», apuntan.

La ordenanza de Tráfico señala en su artículo 59 que está prohibido el estacionamiento por encima de las 24 horas de estancia. «El problema es que nadie controla nada y menos la Policía Local», afirman las mismas fuentes. Este periódico intentó sin éxito conocer las medidas tomadas por el Ayuntamiento para frenar este campamento improvisado.

Los empresarios exigen mejoras en la limpieza y el cuidado de los jardines por la afluencia de público

El buen tiempo de las últimas semanas ha propiciado una mayor afluencia de público a las playas de la Malvarrosa y el Cabanyal. El pasado fin de semana fue un «auténtico caos» por la falta de estacionamiento de los clientes de los 14 restaurantes de esta parte del litoral.

La ordenanza prohibe el estacionamiento de caravanas, aunque de este tipo de vehículos apenas se ve alguno y de manera esporádica. Se da la circunstancia de que el Consistorio está realizando obras de alcantarillado en la parte norte, donde suelen estacionar los campistas, por lo que estos han cambiado ahora de ubicación. Para los hosteleros la falta de parking se ha duplicado por este motivo, a lo que tampoco ha ayudado que el Consistorio diera una prórroga en la renovación de las tuberías hasta la primera semana de marzo.

Los hosteleros lo tienen claro: «El Ayuntamiento podría parar esto si quisiera». El gobierno municipal ha lanzado este mandato la idea de habilitar un camping en el casco urbano, en alguna propiedad municipal cerca del parque de Cabecera, aunque de momento no hay nada aprobado ni en proyecto.

Las críticas por la saturación del aparcamiento debido a las autocaravanas se suman a una lluvia de críticas por lo que los empresarios consideran un «abandono en toda regla; cuando se acaba el verano dejamos de existir aunque venga mucha gente al paseo marítimo, como sucedió el pasado fin de semana».

Los que no faltan a la cita diaria son los gorrillas. «Los aparcacoches se reparten por todo el paseo y nadie les dice nada», comentan como un ejemplo más de que el «turismo no se cuida, al menos el de calidad y que en teoría debe defender el gobierno municipal».

Este invierno no se han producido de momento fuertes temporales, lo que ha servido para que la arena no esté tan sucia. La acumulación de arena provoca que en esas ocasiones se atasque la red de alcantarillado y llegue hasta el carril bici.

«Los jardines están poco cuidados y se limpia menos. Es como si dejásemos de pertenecer a Valencia». La Policía Local habilita un retén provisional los meses de verano, una instalación similar a la ubicada desde hace meses en la zona más degradada del Cabanyal, a modo de refuerzo pedido por los vecinos.