Asociación Madrileña Autocaravanista

Burgos apuesta por el autocaravanismo.

Fuente: Tur43.es (pulse aquí para acceder a fuente original)

Leví Moreno, concejal de Movilidad de Burgos: “Invito al alcalde de Ourense a venir a ver nuestra área de autocaravanas”

BurgosEl Ayuntamiento de Burgos ha creado un área para autocaravanas con 22 plazas, una amplia zona de recreo con mesas y sillas, jardineras y una fuente apta tanto para recoger agua limpia como para depositar la sucia. El concejal de Movilidad de la ciudad castellanoleonesa, Leví Moreno, explica por qué el Gobierno local al que pertenece tomó la decisión de potenciar este tipo de turismo y recibir con los brazos abiertos a los miembros de un colectivo al que alcaldes como el de Ourense acusaron de dejar sólo residuos y ocupar los mejores sitios. Para Leví Moreno, todos los visitantes aportan riqueza y es un error reducir todo a los turistas que pernoctan en los hoteles.

 

-¿Por qué decidió el Ayuntamiento de Burgos crear esta área para autocaravanas en este momento?

-La verdad es que yo llevo trabajando en ello casi desde el inicio de la legislatura pero, por unas razones o por otras, se demoró bastante. Cuando empezó la legislatura, yo estaba en el área de Turismo y comprobé que llegaban muchísimas quejas por el mal estado del área de autocaravanas que había. El problema es que el anterior Gobierno local había decidido retirar una fuente que había en la anterior área de autocaravanas porque no la querían algunos vecinos. Se hizo sin prever otro sitio ni una mejor solución. La gente seguía acudiendo allí, aunque era una plaza sin más, sin servicios. Vimos que la ciudad de Burgos empezaba a tener muchos comentarios negativos en foros de autocaravanistas.

-Aunque la mayoría de los autocaravanistas aplauden la iniciativa, no faltan los que protestan por considerar que se les está recluyendo en las afueras de la ciudad.

-Lo cierto es que de la anterior área de autocaravanas a esta no hay más de dos minutos en autocaravana y, andando, sólo un poquito más. Es verdad que esta área no está en el centro histórico pero, por ejemplo, está al lado del conservatorio, a donde yo llevo a mis hijas. Con esto quiero decir que no está en el extrarradio, lo que pasa es que Burgos es una ciudad muy alargada. Está en la zona de Gamonal. Nosotros intentamos tener contento a todo el mundo, tanto a los turistas como a los vecinos. Entendemos que, en ese sitio, los autocaravanistas van a estar cómodos, porque es un sitio amplio, con zonas verdes cercanas y bien comunicado. Puedes llegar al centro en autobús en diez minutos y hay un carril bici, que es algo muy importante porque muchos autocaravanistas viajan con bicicleta y les gusta moverse con ella en los destinos.

“Aquí todo turista es bienvenido y eso incluye a los autocaravanistas, que van a estar muy cómodos”

-¿Qué ventajas tiene el turismo de autocaravanas para una ciudad como Burgos y qué problemas puede ocasionar si no se gestiona adecuadamente?

-Las ciudades como Burgos, del norte de España y de interior, no tienen una carga turística elevada. No hay problemas de aglomeraciones de turistas como puede haber en zonas costeras o en las ciudades de Madrid y Barcelona. Aquí todo turista es bienvenido, en cualquier época del año, y eso incluye a los autocaravanistas. El autocaravanismo es una parte más del turismo y, si no se les dan servicios, igual no vienen o pasan por la ciudad y no se quedan a dormir. El turismo genera riqueza y este también, porque no todo son los alojamientos hoteleros. El autocaravanista es un turista más que viene a conocer la ciudad y que, si queda encantado, se lo va a contar a sus amigos o familiares. En cuanto a los aspectos negativos, efectivamente, si una ciudad no se preocupa de tener bien regulado el tema de las autocaravanas, puede tener problemas en el ámbito de la movilidad. Si no se les proporciona a los autocaravanistas un buen sitio donde estacionar, van a aparcar donde buenamente puedan y, en algunos casos, generando molestias a los vecinos. No hay que olvidar que dentro de un colectivo grande siempre puede haber una oveja negra que ensucie la reputación de todos los demás. Dar servicios y hacer que la gente se sienta a gusto es la solución a este tipo de problemas.

-Noto que su actitud y, por extensión, la del Gobierno local al que pertenece es muy diferente de la mostrada por el alcalde de Ourense, que declaró que los autocaravanistas sólo dejan residuos y ocupan los mejores sitios.

-Si ocupan los mejores sitios de aparcamiento será porque no se les ofrece una opción que les resulte más cómoda. Un autocaravanista, realmente, puede aparcar donde quiera, pero si le pones una serie de servicios, aunque sea un poco lejos del centro, lo preferirá. A partir de eso, creo que ninguno estamos para perder ni un solo turista ni un solo céntimo. Un turista que tiene una autocaravana que puede costar 40.000 o 50.000 euros o que se alquila por mil euros es un turista que luego, aquí en Burgos, va a ir seguro a ver la catedral, va a tomarse un pincho de morcilla, va a comprar en el supermercado, va a tomar un café… No hay que ver sólo las reservas hoteleras. En cuanto a la suciedad, también después de que un turista esté en un hotel hay que lavar las sábanas y también se generan residuos en los desayunos. Yo lo que veo es que incluso los pueblos pequeños invierten cada vez más en autocaravanas. Me sorprende la postura del alcalde de Ourense y yo le invito a venir a Burgos para ver nuestra área de autocaravanas. Ourense, como Burgos, necesita turistas. Al final, los hosteleros lo van a agradecer.

“Creo que ninguno estamos para perder ni un solo turista ni un solo céntimo”

-Habla usted de los pueblos pequeños, ¿puede el autocaravanismo ser un bálsamo para el turismo de interior y para lo que se conoce como la España Vaciada?

-Un bálsamo no, porque no se puede vivir sólo de los autocaravanistas, pero sí es un añadido más. Desde luego, como dije, aquí en Burgos todo es bienvenido. Tenemos que saber vender nuestra ciudad, nuestro patrimonio y nuestra cultura para que la gente venga a conocernos y los autocaravanistas entre ellos.